Fuente de Permacultura La Permacultura en Habla Hispana

¿Olvidaste tu contraseña?

En Fuente de Permacultura utilizamos cookies propias y de terceros necesarias para una correcta navegación a través de nuestros espacios. Si continúas navegando consideramos entonces que aceptas el uso de cookies, y de forma adicional haber leido y entendido los Términos y Licencia de Uso de este Proyecto. Por lo demás ¡Que disfrutes de tu visita a FdP! Más Información.
OK

A fondo, Bienaventurada la maleza... 113 Plantas Silvestres Norteñas y me quedo corto

 Escrito por Kohai Raul 1814 Visualizaciones
Portada de Bienaventurada la Maleza...
Imagen. Foto Portada de Bienaventurada la Maleza...

 

En este artículo, lejos de hacer un copia/pega de la información existente sobre el libro Bienaventurada la maleza porque ella te salvará la cabeza, me dispongo a afrontar su lectura y compartir mi experiencia como lector contigo, trasladarte algunas confidencias, evocaciones, un poquito de análisis del mismo, algo de crítica y una mirada hacia al futuro.

¿Por qué? porque a los libros que prometen, hay que dedicarles atención, escucharles atentamente, y de alguna manera, compartirlos.

Así que ... ¡Empecemos!

Presentación


Cuando supe que César Lema estaba "perdido en combate" por la inminente publicación de su siguiente libro, lo esperé con muchas ganas. Siempre he pensado que en el ámbito de la Permacultura, en nuestras tierras, hacen falta autores capaces de hablar, de comunicar al resto de la sociedad muy diversos temas relacionados directa o indirectamente con la misma. Para mí César ha sabido ocupar dicho nicho de desarrollo, y sus publicaciones siempre me han causado cierta sonrisa de satisfacción al poder palpar el trabajo que es capaz de realizar y el tipo de información que es capaz de comunicar.

Igualmente, el día que recibí una notificación de Félix Rodrigo sobre la publicación del libro de César y pude leer su nota al respecto, empecé a dudar... ¿el libro de quién?... Félix, César, Pàmies... ¿juntos?... esto prometía. Su título, en el que adivinaba cierto sabor al humor que diría tiene su origen en el propio César (perdón si me equivoco) y que ya empezamos a vislumbrar en libros anteriores, no hizo más que hacerlo más interesante.

En efecto, Bienaventurada la maleza porque ella te salvará la cabeza es un interesante proyecto en el que se dan cabida hasta 8 co-autores, cada una con una deriva particular, que da forma a una propuesta transversal a la biodiversidad escrita aportada, siempre con el trasfondo de las plantas silvestres.

Primera toma de contacto

No me lo pensé dos veces para adquirir mi copia... el resultado, en las manos, resulta muy atractivo: Una carpeta de anillas que contiene un libro formato A5 y una colección interminable de fichas en color sobre usos comestibles, medicinales y otros, de plantas en principio norteñas que reza en su portada: "los caminos fáciles no llevan lejos". No hace falta comentar más, pero debo dar cuenta de que viene acompañada de una muy sugerente foto de César que te arrancará, por lo pronto, una buena sonrisa además de alguna comparación al uso.


Vista Libreta Anillas
Presentación 1.Vista Libreta Anillas
Vista Contenido Libreta Anillas
Presentación 2.Vista Contenido Libreta Anillas
Vista Libro y Colección Fichas
Presentación 3.Vista Libro y Colección Fichas


El cariño puesto en esta edición salta a la vista y al tacto. Imaginando el tiempo de coordinación e implementación con tantos co-autores, de un proyecto como éste, se entiende la enorme tarea que ha habido detrás. Debe haber sido todo un reto afrontarla. Y conseguir hacerlo posible, por mi parte, se merece como poco una enorme felicitación a todo el equipo.


Compartiendo Experiencia. Pensando en alto

Metidos en materia, en lectura, analizando las múltiples referencias bibliográficas que nos deja el propio Félix, y que para mí son un indicador del interés y seriedad sobre los temas en los que se involucra, destaca en la primera parte la lejana desvinculación del hombre con el medio silvestre como espacio (y tiempo) cuanto menos para la propia nutrición. Como revela Félix, si existe abundante bibliografía que coincide en conferir importancia suficiente a las silvestres para diversos ámbitos (huertas, ganadería, obtención de fibras, propiedades medicinales), no es el caso, sea por ignorancia, pérdida de vínculo cultural, o por ni siquiera pensar en su aplicación o dedicación, al hecho de la nutrición humanas (no revelaré otras razones habidas en el libro, no por secretismo, sino por amplitud).

Desconozco si este tipo de desvinculación, en el que pasan totalmente desapercibidas las cualidades positivas de una cosa para el sí-mismo o para el "nosotr@s-mism@s" tiene un nombre. Pero debería tenerlo (pienso). Porque es un hecho muy común, en el aspecto contemporáneo, el no saber ver el potencial y la utilidad de lo que forma parte de nuestro entorno, el no saber conectar Necesidad y Potencialidad para construir Soluciones viables a partir de lo Cercano, o simplemente a partir de quienes somos.

Dejadme comentar que no me refiero ni de lejos a lo que conocemos actualmente como I+D, que no es más que un canal a la búsqueda y caza de nuevos nichos de mercado donde las reglas del juego nos llevan a crear necesidades y desarrollar nuevas adicciones donde no las había previamente (¡qué paradoja!), sino a asuntos algo más "capitales" como el aprendizaje sobre el reciclaje y la reutilización de materiales diversos, el cómo desterrar ciertos hábitos compulsivos, o cuestiones determinantes sobre Alimentación, Salud, Apoyo Social/Red, de políticas y gestión comunes, de conexiones funcionales, auto-abastecimiento, relaciones, desarrollo o forja personal, espiritual... hay tantas cuestiones sobre las que padecemos "ceguera disfuncional" que, desde luego, pensar en las Silvestres como un eslabón roto (o perdido u olvidado) en esta cadena de despropósitos propios y mutuos resulta más que interesante, por lo pronto, para lanzarnos a reflexionar.

pensar en las Silvestres como un eslabón roto, o perdido u olvidado respecto a algo muy arraigado y esencial en el Ser Humano, resulta más que interesante, por lo pronto, para lanzarnos a reflexionar.


¡¡Sí!! ¿¿Quizás podría ser dicho término el de "ceguera disfuncional"??... qué más da. Para mi propia interpretación, este libro nos dice, entre muchas otras cosas, que las silvestres son el germen  del proceso de re-encuentro y desarrollo de animales-sociales como nosotros y los de nuestra especie.

Nada desdeñable... y aunque existiera tal término para definir la situación de "no saberse despojados de algo", lo más importante no estaría presente. ¿Y qué es lo más importante?... tanto más importante que darse cuenta del escenario es entender cómo hemos llegado a él. Y eso, sobretodo, es trabajo de peliagudos cirujanos, hiladores de la historia como Félix Rodrigo, que se dedican a aportar luz, algo más de claridad, a esos procesos históricos capitales que nos contaron desde otras versiones muy diferentes (y de otros, ni nos hicieron mención).

Como decía... alrededor de las Silvestres, pero mucho más que no sólo silvestres.

Por ello me resulta muy difícil diseccionar un libro como éste. Porque está repletísimo de muchas conexiones que valdría la pena comentar, pero sería como comentarlo casi a cada página dado que ninguna tiene desperdicio, y queda claro desde la primera lectura que las relecturas serán obligadas.

Así pues, rescatemos, con el peligro del sesgo a Félix Rodrigo, pues según mi criterio arroja ciertos comentarios en los que se puede atisbar las muy diversas conexiones que dicho proyecto quiere ofrecer.

"... el análisis que se ofrece a continuación va mucho más allá de la agronomía, la silvicultura, la botánica, la agricultura, y la gastronomía, dado que se adentra en el estudio de los obstáculos estructurales (...) que impide la superación del estado de cosas actual... eso convierte la idea, inicialmente inocente e ingenua, de servirnos culinariamente de las plantas silvestres, en una formulación, un proyecto y una experiencia subversivas."
Félix Rodrigo Mora, pág.16 ,

En este sentido, lo que sí puedo es argumentar que el resto de la trama se apoya en la deriva personal de los diversos co-autores para ir redondeando la propuesta desde diversas perspectivas, lo que le hace ganar tintes particulares a cada paso. Y es que, puede dar tanto que hablar este asunto, que esta "reunión" a 8 no es más que la oportunidad de fraguar sinergias en favor del tema en cuestión.

Por ejemplo, contamos con César a partir de la pág.76, con un enfoque de exposición con "sabor a tesis" ofreciendo una colección de razones que no pueden dejarte indiferente. Mezclado con su particular vínculo creativo echando mano y espíritu de los "Corridos" (de origen Mex) que encontramos intercalados a modo de colofón y golpes constantes de kyosaku a lo largo de todo el libro, podemos incluso ver letras adaptadas también de Félix.

Datos, fuentes, más datos, más fuentes, hora de un Corrido... enorme la cantidad de datos aportada. La multitud de temas de interés actual para muchos de nosotros que han sido incluidos y revisados siguiendo este patrón... César, impresionante el esfuerzo realizado, desde mi punto de vista...

Comida Basura
Comida basura

Leemos a Josep Pàmies en la pag. 157 ... un pagès querido para muchos de nosotros en mi Cataluña natal. Podemos ver en él a una persona con valentia, audacia, determinación, incluso desafiante, a la que el tiempo y la experiencia han ido construyendo, y en el que la presión externa no ha conseguido más que avivar su llama. Despertando tanto pasiones como críticas, no queda duda que nunca eligió el camino fácil.

Para mí es un emisario de una cultura y conocimiento que no debe desaparecer, no como vestigio cultural, sino por ser un patrimonio que nos hace, justamente, humanos. Sin embargo, la aportación de Josep "parece" más bien anecdótica. Se echa de menos disponer de una aportación algo más dilatada o dedicada especialmente a la temática del libro a partir de su enorme experiencia, sobretodo en el campo práctico sobre usos y aplicaciones reales. ¿Es posible que hayan habido aportaciones desde sus proyectos adheridos que quizás hayan acabado reflejados en la colección adicional de fichas?, no podemos asegurarlo dado que tampoco se especifica claramente, aunque se puede disfrutar de alguna intervención también en alguno de los corridos. Recuerdo tan solo a través de mis notas un comentario de César en la pág. 239 en relación a la dosificación y preparación, invitando a visitar la web de la Dolça Revolució o el mismo blog de Josep Pàmies. Es por lo cual digo que "parece", y no que "es". A falta de más claridad en esta cuestión, me he quedado con ganas de más Pàmies en la dimensión práctica de sus experiencias.

Transgénicos
Transgénicos

Del Hermano Juanra, en la página 160, disponemos de una corta intervención (por lo que a artículos se refiere) que corresponde a un artículo de opinión de otro artículo del propio Pàmies. Seguro podremos ir conociéndolo y disfrutándolo en mayor profundidad a través de otros proyectos. Sus reflexiones estoy seguro serán compartidas por muchas otras personas, pues son expresadas desde la cercanía, con sencillez, y no sin agudeza. Pero sin embargo, al igual que Josep Pàmies, su aparición resulta también anecdótica. Es co-autor del blog Monacato Revolusionario, así que efectivamente existe un canal en el que lo vamos a tener presente y podremos ir descubriéndolo en el tiempo.

Silvia Méndez Alonso a partir de la página 163 es igual a decir: planta silvestre, nutriente y cocina... y con eso, hazte a la idea de que en este proyecto su aportación es determinante, desde el punto de vista de conectar información a práctica, para generar conocimiento.

Silvia se zambulle en los aspectos esenciales del aprovechamiento culinario de las silvestres, llegando a la adaptación práctica de los métodos de cocina que de mejor manera pueden aumentar el aprovechamiento de determinados nutrientes. Podríamos decir por ello que Silvia es "buceadora profesional", en el sentido de la profunda inmersión que ha realizado sobre estas cuestiones de forma transversal entre muchos estudios e investigaciones realizadas a este respecto. Y después de volver a la superficie tras sus largas inmersiones, no sólo disecciona y reflexiona, si no que traslada sus conclusiones al plano práctico. Ese es su gran valor. Por ello, tal y como yo entiendo a Silvia tras mi acercamiento a sus palabras, es una generadora de conocimiento, pues no sólo "habla" y "apunta" a los que "dicen", si no que regurgita y desarrolla una toma de decisiones consciente que le lleva a "hacer el camino".

Gráfica
Gráfica

Si bien, como dice César, actualmente se puede dar por perdido casi todo el conocimiento que residía en las gentes sobre el uso y consumo de silvestres, estoy seguro que Silvia pertenece al germen de la curación de ese "daño" contraído, porque lo ejerce, sin más.

Y en ese mismo sentido de unir lo dicho a lo realmente práctico, de "unir Cielo y Tierra", es destacable también el trabajo de Patri Puga Gómez no sólo en la colección de fichas vegetales respecto a los usos culinarios, si no también examinando sus palabras a partir de la página 210. Si Silvia se presta a enfrentarse al conocimiento científico para sopesar su toma de decisiones, Patri nos ofrece la sencillez, el acto simple en sí mismo... el de disfrutar de recolectar silvestres tanto como del hecho de nutrirse a través de la alquimia que se puede llegar a desencadenar en ese espacio que llamamos Cocina.

Dentro de esta obra lleva el antídoto al "no tengo tiempo" tanto como del ejercicio de "pararse a vivir". Desde la sencillez, la cercanía, desde lo simple, y desde lo efectivo, desde el "simplemente, lo hago".

Un aporte de luz desde el mismo centro de cada uno es la propuesta de Daniel María Pérez Altamira a partir de la pág. 215. Una mirada desde la magia. Sí, desde lo mágico. Connotación que queda perfectamente reflejada en el siguiente párrafo:

 

"... en palabras de un chamán de la selva ecuatoriana: no me sigais, necesito ir a la selva y estar a solas varios dias para hacer el amor con la patxamama... este chaman es un auténtico mago... conocía el uso de más de 4000 especies medicinales fruto de experiencias místicas y prácticas de generaciones de chamanes... el conocimiento mágico de nuestro interior"
Daniel María Pérez Altamira, pág.216 ,

Daniel realiza un esfuerzo extra por llevar al lector a la base de su propio conocimiento místico para, en otros retazos de texto, dar por situados los ejemplos diversos. Pero se enfrenta a diversas dificultades. Por una parte, sus explicaciones puede que escapen a la mayor parte de los lectores que ni por asomo hayan tenido acercamiento alguno a experiencias de calibre místico. En ese caso es posible que se sufra lo que yo llamo el efecto "star trek", o la sensación de estar leyendo retazos de ciencia ficción. En cuestiones de mística, sin experiencia previa del sujeto, pocas veces se le otorga la posibilidad de "ser".

Por esta cuestión y otras que han hecho de la experiencia mística una dimensión "reservada", os aconsejo no perdáis el foco porque su trabajo es igualmente importante. Albergad la posibilidad de que el desarrollo de la "cualidad mística" de "VER" lo que otros no son capaces de ver es, en sí mismo, un canal de conocimiento que siempre estará al servicio de la humanidad. Desde este punto de vista dicha puerta depende de nuestro propio trabajo personal, por lo que, aún habiendo perdido toda posibilidad de recuperar el conocimiento de nuestros ancestros, la vida en sí misma nos tiene reservada siempre una puerta que podemos decidir cruzar, y que siempre nos podrá llevar al re-descubrimiento de cómo sintonizar con dichos canales, las plantas. En este caso, el vínculo ancestral al que hace referencia Daniel corresponde esencialmente al chamanismo.

PermaCorrido
PermaCorrido


En la interpretación de cualquier lectura hay siempre un sesgo implícito (el que introduce el propio lector). En el caso de Daniel, doblemente, por la dificultad del punto al que nos arroja. Si tu momentum está alineado con su mensaje, la apertura está asegurada.

En cualquier caso, resulta genial poder descubrir retazos de etnobotánica/magia Vasca a través suyo. Qué dimensión tan especial. Qué fuerza y autenticidad contenidas en el pueblo vasco al reflejo de dichas prácticas y saberes.

Acabar con un "Todo está ligado con todo" es un broche perfecto para arrojarnos a la Red Consciente, o a la Conciencia de la Red... no sé decirlo mejor, lo siento, por lo que, tú mism@ deberás leerlo y zambullirte en sus recovecos.

Para finalizar, y habiendo utilizado al principio alguna cita de Félix Rodrigo, utilizaré ahora un párrafo del penúltimo de los capítulos contenidos, en este caso también por Daniel:

"Recolectar es una manera de profundizar en tu conexión con la tierra. Es un acto que satisface una profunda necesidad instintiva, una habilidad que está en nuestro ADN. Todos nuestros antepasados hicieron esto, en toda la historia de la humanidad. Es una sabiduría que tenemos muy dentro. Tan sólo hay que despertarla... "
Daniel María Pérez Altamira
Pasaje Don Quijote de la Mancha
Pasaje Don Quijote de la Mancha
Conclusiones

Desde mi situación personal, tener este material entre las manos me aviva la curiosidad no sólo sobre el tema, sino por lo que subyace en la propuesta desde personalidades tan especiales, desde derivas tan particulares, y a la vez dispares, que hacen que a partir de las diferencias se den en elaborar una "comunidad" (es decir, algo basado en lo común). Sólo eso, encontrar lo común a partir de las diferencias, y construir un "Todo" desde una diversidad de perspectivas que resultan complementarias... debería ser toda una lección intrínseca de por sí útil para cualquiera de nosotr@s.

Y especialmente para la Permacultura (aquí voy), donde intentamos ejercer voluntariamente a través de una ética muy particular transmutada o insuflada al diseño consciente de nuestro entorno. Con este prisma, las silvestres, cuyo esplendor podríamos emparentarlo con el libre albedrío de la Zona 5, y aún pudiendo formar parte de otras zonas más "próximas" dentro de una propuesta de biodiversidad cultivada (reintroducidas o no), van más allá de nuestro mapa de auto-abastecimiento, porque nos abocan a re-conocer aquello que ya está aquí, con nosotr@s, y a re-valorizarlo.

Ese ejercicio implica ya de por sí un proceso valioso hacia la re-conciliación, incluyendo el enraizamiento (profundización) al sitio del cual sentimos que formamos parte (o en el que hemos decidido establecer nuestro ciclo). Por lo cual, dentro de una perspectiva integral, ciertamente, algo tan inocente e ingenuo nos puede ofrecer una gran oportunidad.

Pienso que deberíamos tomar ejemplo de esta obra no para tenerla y recordarla desde el punto de vista de plantas norteñas y del buen trabajo que se ha realizado. Si no que deberíamos portar esta iniciativa a otras maquias peninsulares para conformar una base de datos de referencia sobre plantas de nuestra Iberia, tanto para la nutrición como otros usos propuestos, y cómo no, para usos específicos en diseños de Permacultura, tal y como hemos venido desarrollando en nuestro Espacio de Fichas de Especies Vegetales en FdP.

Es clarísimo que en ello está el equipo, tal y como se puede apreciar en las explicaciones y comentarios de las últimas páginas del libro. No podía ser de otra manera, pues sería un desperdicio dejar este primer paso "tal cual".

Por lo tanto, se ha abierto un camino, y la invitación es a transitarlo y seguir abriendo vias, expandir y extender.

Está claro que para disfrutar de este libro puedes esperar a descargar su versión electrónica gratuita. Sin embargo, os incito a comprar la versión impresa, lo cual contribuye, queramos o no, a recuperar la inversión realizada para sacar adelante este proyecto y apuntar a próximos horizontes.


Observaciones Adicionales a la Edición

No podía faltar almenos una sección en la que realizar un ejercicio de reflexión sobre algunos aspectos de esta primera edición en cuanto posibles mejoras, detalles que se han echado de menos, o cuestiones posibles a tener en cuenta para el avance del proyecto.

  • La colección de fichas es impresionante, pero le pasa factura el hecho de estar demasiado orientada a lo que será la versión electrónica del proyecto. Dicho lo cual, al comprar el paquete-libro, obtienes una maravillosa colección de fichas con ordenación alfabética que a la vez es dificultosa utilizar en el plano práctico al no proporcionar índice ni tampoco, por ejemplo, glosario de términos, sea por usos o tipología de aplicaciones que facilite la transición a principiantes en el tema. También contiene palabras subrayadas que en verdad son hiperenlaces a información adicional, que se pierden en la versión impresa.

    Vayamos por partes; Esto no será un problema si en el futuro se dispone de una base de datos que permita buscar por palabras clave o atributos diversos, amén de que de aquí a poco, el libro podrá descargarse en versión digital y los hiperenlaces serán funcionales.

    Por otra parte, en una situación de usuari@ medio/avanzado, se entiende que cada persona en sus condiciones locales conoce o conocerá la mayor parte de plantas que puede llegar a utilizar, con lo cual, una simple ordenación alfabética es suficiente bajo la premisa de que el que ya conoce, quizás consultará cuestiones específicas de plantas específicas que son de su interés en momentos puntuales.

    También, como aclara César, la propuesta permite que, al basarse en una clasificación alfabética, pueda uno ir añadiendo sus propias fichas, nuevas o adicionales, a dicha colección.

    No obstante, sigo creyendo que el quid aquí es conseguir una colección o una herramienta orientada a través de aspectos prácticos clave que permita una fácil identificación de plantas para el iniciado, para después disfrutar el resto de la información. En la experiencia recolectada a partir del Espacio de Fichas Vegetales de FdP, hemos visto que uno se introduce poco a poco en estas cuestiones a partir de situaciones cotidianas y prácticas, desde el interés en localizar qué planta puede actuar como cicatrizante, o curtiente, o por ser fuente de Magnesio (por decir algo), tanto como pasear y tener interés por identificar lo que hay alrededor. En estos escenarios, una colección impresa basada primordialmente en nombres botánicos por consecución alfabética suele ser de uso dificultoso y poco práctico.
  • En relación al punto anterior, una complicación que nos hemos encontrado desde siempre en FdP, libros, o herramientas en línea, es cómo identificar una planta a partir de una imagen sin necesidad de bucear en una inacabable colección de fotografías en la que no se sabe por dónde ni cómo comenzar. En este último sentido nos encontramos en la posibilidad de poder tener en cuenta avances en el reconocimiento digital de imágenes que ya han dado fruto en softwares que deberíamos observar más de cerca, también en relación al proyecto que nos ocupa. Dicha posibilidad podría ayudar a acelerar la puesta en práctica del uso de silvestres sin necesidad de una dilatada curva de aprendizaje, siempre que esté complementada (a mi forma de entenderlo) por una comunidad on-line y/o local de apoyo que aporte el indispensable factor humano. De hecho, algunas de las siguientes propuestas no están en realidad basadas en software de reconocimiento, sino justamente en comunidades de apoyo on-line en el que alguien envia, y alguien contesta ayudando en la identificación, mientras que la aportación de información relacionada se soluciona de manera colaborativa no sin una estructura/organización humana clara. También debes saber que existen aplicaciones para iPhone y Smartphones que, captando la fotografía de una flor/planta, al momento te sugiere a qué especies podría corresponder. Ejemplos reales de estos tipos de software de reconocimiento son:

    http://identify.plantnet-project.org/
    http://leafsnap.com/
    https://www.gardencompass.com/
    http://www.flowerchecker.com/
    https://support.google.com/websearch/answer/166331
    https://play.google.com/store/apps/details?id=air.be.trendsco.plantifier&hl=es_419
  • De existir esa red dedicada a extender dicho trabajo, la desambiguación de nombres botánicos sería también una cuestión interesante a tener en cuenta. Uno de los problemas para el que debe buscar y cruzar referencias de fuentes diversas a partir de una situación a priori de desconocimiento, es la sinonimia existente de  nombres botánicos (en latín). Esto quiere decir que una misma planta puede tener nombres botánicos dispares según autores, lo cual genera, no pocas veces, confusiones prácticas o también sesgo informativo al no entender, o darse cuenta de esta duplicidad, ni saber ponerla en contexto.
  • También, no pocas veces, decidir qué información toma parte de una ficha cuando no existe un conocimiento práctico real (como en el caso de muchos voluntarios que podrían querer formar parte de la comunidad de identificación y experiencia), puede  verse afectado por la diversidad de fuentes, dado que es habitual encontrar información contraria sobre una misma planta, y en esta situación los factores de decisión pueden acabar siendo muy subjetivos.
  • Aprecio que estos dos últimos puntos sólo tienen solución si podemos asegurar que gente con experiencia en estos asuntos puede formar parte de la comunidad y estar dispuesta a apoyar al resto de los voluntarios que colaborarían cruzando información de fuentes diversas ( con el objetivo de obtener información de partida en situaciones de carencia inicial). Un protocolo de "actuación" podría resultar necesario.


Entiendo así que uno de los retos del proyecto es aclarar cómo adherir a la iniciativa particular para hacer crecer la propuesta de fichas, aportando nueva información sea para complementar las existentes, o de nuevas especies de plantas y su conocimiento, así como conformar una comunidad de apoyo que permita un segundo paso en la práctica de lo silvestre, entre otras cosas alrededor de la identificación visual de plantas y la edición colaborativa y recolección también de experiencias. Como decía, parte de esta tarea podría ser "absorbida" por algún software de reconocimiento, aunque siempre será indispensable la existencia de una comunidad de apoyo bien organizada  pues son muchas las cuestiones a cubrir en el ciclo de vida del proyecto.



Kohai Raul

Autor: Kohai Raúl

"... para mí la Permacultura no es una ecuación, no es adoptar esto o aquello, y desde luego no es un fin en sí misma, si no una herramienta para encarar un proceso. El de ayudarnos a descubrir nuestro lugar en el mundo e implicar todo el potencial que somos capaces de concentrar para alinearnos en la dirección que realmente queremos tomar. Deseo compartir contigo esta idea a través de todo lo que hago como parte de FdP... Gracias por llegar hasta aquí ;-) "

¿Qué te parece la temática de "Bienaventurada la maleza..."? ¡Compártelo!

 

Comentarios *

No puedes añadir comentarios a este artículo. Prueba a validarte primero.
Basado originalmente en: TinyPortal
Desarrollos adicionales por Kohai Raúl
Tema adaptado para FdP por Kohai Raúl. Gracias Brian
2007-2018